lunes, 20 de septiembre de 2010

Así hablamos en Bilbao

JON URIARTE acaba de publicar el El Correo el siguiente artículo, que no me resisto a reproducir.



Perdonen
, ¿en qué idioma hablan?». La pregunta nos ha hizo, en agosto del 98, la camarera de un restaurante del Village de Nueva York. Las dos parejas que compartíamos viaje y mesa nos miramos sorprendidos. No recordábamos haber hablado en euskera y la chica era argentina. «En castellano»,le respondimos. «No -dijo ella- eso no era español, era…otra cosa». Y tenía razón. Recapitulando la conversación concluimos que el despiste era normal. «Estoy larri y no quiero mojojones» o «este vino, ni para kalimotxo» o «no seas borono y deja bote», además de los muchos 'pues' salpicados, ayudaban poco a la ubicación del idioma. A eso añadan una lista de palabras, tan gruesas como prácticas, de esas que gustamos llevar en el zurrón los del botxo.

He viajado en el tiempo y en el espacio para recordar, si es que hacía falta, que además del castellano y el euskera tenemos otro idioma: el bilbaino. No aparece en el último sociómetro, ni falta que le hace. Existe. De hecho, guardo como un preciado tesoro, el Diccionario de la Lengua Bilbaina. Hace unos años, compartí con su creador, Juan Echegoyen, aperitivo en el 'Azulito'. Hablamos de lo que en Madrid creen que es txirene o que al güito, por alguna extraña razón, le otorguen significado sexual. Que al balde de agua le digan cubo y al choto, capucha. Y que si llamas trinchera a un tres cuartos impermeable o chamarra a una cazadora no te entienden más allá de Altube. Convenimos que el ¡aupa!, fuera de lo deportivo y según tono, sirve de ánimo o de condolencia. Pero si el giro de cabeza es ligero, conlleva indiferencia. Y así pasamos la tarde. Viendo que somos singulares en lo geográfico, lo léxico y lo ortográfico.

Cierto que en cuestiones gastronómicas no hay región o pueblo que no tenga su propia forma de catalogar verduras, pescados o carnes. Si pides zapatero en Madrid, por ejemplo, no se imaginan que te refieras a una palometa o japuta. El zancarrón se llama morcillo. Las vainas, judías verdes y las alubias, judías rojas. Las rabas, calamares. De la antxoa y su traducción como boquerón no voy a hablar. Hasta en la RAE llevan empanada con el asunto. Pero lo nuestro va más allá de un mero regionalismo. Basta con recorrer 99,8 km para descubrir que, en San Sebastián, al juego del campo quemado, ojo al dato, le llaman brilé y no saben que las bicicletas llevan catalina. Explica tú ahora, por ahí fuera, lo que es el color azul Bilbao.

Por eso, los que pisamos otras tierras, nos reconocemos con un simple saludo, una palabra suelta o un taco arrastrado. Somos capaces, incluso, de ubicar a un paisano en una localidad concreta según llame al bígaro, caracolillo o magurio. Lo que, sumado a lo anterior, demuestra que somos un mundo. De ello escribieron, unas veces con sorna y otras, aunque pocos lo sepan, con evidente interés, ilustres del verbo como Cervantes o Quevedo. Por algo será.

En fin, les dejo que voy para el botxo. Tengo con la cuadrilla una jamada del copón y luego parranda. Invita Javi, el chico viejo que deja de ser birrotxo. Tiene una potxolada de txoko, con los del otxote, en una lonja del kasko llamado 'Los Txirene'. De piscolabis hay antxoas albardadas y rabas. Luego alubias con sacramentos y helau de kukurutxu. Antes, unos potes. Dos rondas de txikitos y zuritos y una espuela rápida, que el pastor del Gorbea dice que va a hacer fresco. Además, el cocinillas es un peste. Absténganse los pichicomas, txotxolos y sinsorgos. Para los trompalaris, que pisan iturri en seguida, prohibido llegar perfumaus. Y el que ande kili-kolo, tranki. Tenemos porrusalda, agua de Bilbao y el teléfono del Igualatorio. Ah, y nada de katxis. De coger castaña, que sea con fuste. En fin pitxines, agur sin más.




12 comentarios:

Vila dijo...

Seguro que se lo habrá pasado genial escribiendo esta entrada, pero yo casi no me he enterado de nada; así que cuando ande por los madriles le pido que hable en castellano moderno porfa.

Pierre Nodoyuna dijo...

Enhorabuena, donEn, es usted oficialmente bilingüe.

yomisma dijo...

Pero lo mas gordo del asunto es cuando te viene uno de Bilbao y te dice: verdad que en España no se dice "estante" si no "balda"?

Clara dijo...

Pues si las bicis no llevan catalina, qué llevan si no?
sasoya, salero, arranque, coraje, sangre en las venas.
karrakelas, caracolillos.
mandibuliaga (Véanse los reyes austrias españoles).
apua, roñica, agarrado.
apurras, miguitas, restos pequeños de algo. Por ejemplo las de una bolsa de patatas fritas.
kuskusear, curiosear
kulunpio,
txirristra, tobogan
txustarra, calderilla que guardas en el monedero
sabiron, escorpion de mar
Goxo, suave, cariñoso. Una persona puede ser goxo, además de un jersey de angora, por supuesto.
txoriburu, cabeza de chorlito.
buruaundi, cabezón (de cabeza grande).


Lo de rabas lo dicen también en la vecina Santander

Y al chapapote, ¿como le llaman en Bilbau...? Los várdulos de Guipúzcoa "galipot" (que suena muy afrancesado y chic).

Y eso que dicen los adolescentes... " me gusto de Itziar...?" ¿..?!! Será que " te gusta Itziar"... Pues, no, será que "se gusta de Itziar"... ¡¡Complicadísimo!!

Me encantan los modismos de los diferentes lugares.

Antuán dijo...

Ahy está la gracia, en la diversidad, pa reirse un rato y no parar y si no lo pillas te cuelas en el partido de tenis y sonries sino das pamáx. recuerdo cuando fue mi hermano Pablos a vendimiar a Francia de vuelta por Barcelona el otro y el estaban con 2 amigos que se lian en catalán y dice mi hermano: oyex macho que stamos aqui. pasando o que? De todas, es flipante, en serio. Adiosle.

Pablo dijo...

Buenas tardes, soy un lector habitual que no escritor del globo.El comentario no tiene nada que ver con los de Bilbao sino con otro tema menos alegre.

He observado que el globo es un "gestor" de oraciones muy eficaz y quería pedir si pudiese hacer una llamada por el asunto que le explicaré a continuación.

En Las Palmas de GC hay un niño de 4 años en la UCI porque montando a caballo se cayó y el caballo le pisó. El pronóstico inicial fue de rotura de hígado y afección del pulmón. Hay mucha gente rezando por él pero es necesario, en mi opinión, que se redoblen las intenciones. A día de hoy lleva 10 días ingresados y ha pasado de crítico a muy grave. Le pido si puede hacer una entradilla para que sus lectores habituales "pierdan" un poco de tiempo rezando por ese niño y por sus padres que como puede imaginarse no están pasándolo demasiado bien

Muchas gracias

Pablo

Anónimo dijo...

Muy bueno,D.Enrique. Yo me casé con uno de Bilbao y son muy curiosas las tertulias con mi familia política.
Monse

Vila dijo...

Pablo cuenta con ello. Del kiosco de oraciones que tengo montado y en el que esta un monton de gente, ya han mejorado dos de tres, y hay sitio para el amigo de Bernardo, para es chiquitin de GC y su familia y para todo el que lo solicite. ! Eso si, todos tenemos que estar ahi rezando!.

Miriam dijo...

No entiendo gran parte del artículo y en el traductor del google por la b existe sólo el búlgaro y el bielorruso. Ni rastro dle bilbabino
Ya en serio, me uno a las oraciones de Pablo

ARdV dijo...

Primero, ya he rezado por el chiquillo y sus padres, ojalá que mejore, y si no, que sepan aceptar las caricias de Dios.

Por otro lado, en otra entrada tal vez puede poner la traducción en español de la RAE que entendamos en los 5 continentes, si?

Fede dijo...

Hola Don Enrique, soy el resto de los capellanes y le pido oraciones para la tierra chilena. Ayer un alumno del colegio Cordillera me vino a ver para comentarme el artículo "así hablamos los de Bilbao". El alumno y sus padres son fieles seguidores del blog o globo o como quiera que se llame. Son originarios de México. Nada más desde la isla de Chile (podría explicar el por qué en otra ocasión). Ahora le dejo que este tío de Bilbao va a hacer un estupendo asado al Santuario de la Naturaleza. Federico

Enrique Monasterio dijo...

Federico, traidor, que te marchaste dejándome aquí tirado. Ahora, desde nuestro viejo edificio de Aldeafuente me toca pastorear a 500 adolescentes in aetate pavonis.
Me acordaré de Chile, y espero que te montes en el globo de vez en cuando