miércoles, 22 de septiembre de 2010

El pájaro electrónico


Entro en mi habitación y nada más ponerme frente al teclado oigo el sonido por primera vez. Es un pitido agudo e intermitente, como el gemido de un pájaro electrónico. Un ruiseñor ejecutado en la silla eléctrica cantaría más o menos así.

Es evidente que el origen está aquí, en mi dormitorio, pero hasta hoy nunca había oído semejante alarma. Como tengo sobre la mesa algunos aparatitos sospechosos —un teléfono, la agenda, el propio ordenata— realizo una inspección superficial. Son inocentes: todos están desactivados.

De nuevo el pitido. Esta vez más alto y agudo. ¿Será el despertador? Tampoco. El despertador duerme.

Los ornitómanos tenemos un oído acostumbrado a medir las distancias para situar con precisión al pájaro que canta escondido en la maleza. Sin embargo este maldito silbido se me escapa. Se diría que es un pájaro que quiere jugar al escondite. Revuelvo los cajones de la mesa y los estantes. Busco en la mesilla de noche y hasta debajo de la cama… Todo en vano.

Otra vez el pitido.

En la estantería de la derecha hay una especie de cubilete portalápices con un reloj incorporado. Me acerco de puntillas:

—¡Te he cazado!

Intento fallido: el reloj está parado y no tiene pila.

Se ha hecho silencio. Regreso al ordenador. A las 15, 43 vuelve a sonar otra vez. Es como una carcajada electrónica. Dios mío, qué habré hecho yo. Estamos en la era de las alarmas inútiles y las pilas alcalinas.

Son las 4 en punto. Me voy de casa con una clara sensación de fracaso. Esta noche dormiré aquí mismo con un revólver sobre la mesilla. Te lo advierto, pájaro: si vuelves a silbar, dispararé en todas las direcciones hasta que muerdas el polvo.


10 comentarios:

Autoayuda dijo...

Ajá, casi ha encontrado mi cámara oculta

T dijo...

¡Cómo me he reído! Contrate a un 'cazafantasmas', D. Enrique.

maria dijo...

Qué desagradable... es como si lo estuvieran " penando"

yomisma dijo...

Lleva Ud audifono? Porque cuando se esta acabando la pila suena así....

Enrique Monasterio dijo...

Yomisma: eso no te lo perdono

Antuán dijo...

Muy buena tumisma se ve que se está haciendo mayor y que me perdone, conozco gente que lo usa pero no lo usa x eso mismo xq le pita ( no tiene xq ser su caso) y si no lo lleva y le levantas la voz te dicen: ¡no me grites! Que ya te he oido. pero bueno no le vamos a rayar de raro xq a mi me pasa que no soporto el silencio me pitan los oidos. anoche eran casi la 1 y queria mandar unos mensajes. y me tuve que enchufar un pinganillo y escuchar la mini radio, lo q. se puede oir. la otra noche + tarde me desperte con hambre y con un par de galletas escuche algo muy interesante sobre unas piramides en Bosnia. Tengo que irme. Bai

Nicolás dijo...

La experiencia enseña que el audifono avisa cuando necesita pila nueva.
¿Por qué no vas a perdonar a quien te ha dado la solución del problema?
¿Es que todo hay que arreglarlo a tiros?
Abrazos

Anónimo dijo...

Ja Ja Ja, !!Que mala eres Yomisma!!, con lo mal que lleva este hombre lo de la edad, y con lo que le conoces, ya podrías tener un poquito de caridad.

D. Enrique póngase a buscar que sino esta noche no duerme... y mañana a ver qué consejos nos dará.

Nos veremos

Anónimo dijo...

Al final qué es ¿la pila? Me he perdido... AC

Papathoma dijo...

Gracias, Yomisma. He tenido un dia especialmente duro y tu comentario -y posterior reaccion de D. Henry- me ha hecho reir!!!

No me gustaria estar en tu pellejo, jajjaja...Esto no te lo perdona!!!

(En mi caso encontre el origen del sonidito electronico tras meses de busqueda: provenia de un reloj de propaganda convenientemente escondido por la menor de mis niñas... QUE DESCANSO!!!!! Suerte!)