miércoles, 15 de septiembre de 2010

Virgen de los Dolores


Hace 7 días contemplábamos el misterio de la Virgen-Niña, de la Llena de Gracia envuelta en pañales, recién venida al mundo “como la aurora que anuncia la llegada del sol”

Hoy la encontramos en pie, junto a la Cruz de su Hijo. Han pasado muchos años, pero es la misma niña de ayer. En sus ojos cansados sigue brillando la luz de la Gracia. No hay en ellos la menor sombra de culpa. No hay rebeldía en sus lágrimas; sólo dolor.

Igual que Abraham, va a entregarnos a su Hijo en sacrificio; pero María no se conforma con eso: se entregará a sí misma, como una Esclava en las manos de su Señor. Quiere morir con Jesús para redimir con Él, por Él y en Él, a todos los hombres.

Stabat Mater dolorosa
Iuxta crucem lacrimosa,
Dum pendebat filius.
Cuius animam gementem
Contristantem et dolentem
Pertransivit gladius.

Dentro de unos años, cuando vengan los Ángeles para llevársela al Cielo, María cerrará los ojos en un sueño gozoso. No necesitará una segunda muerte. Su muerte ha tenido lugar hoy, junto a la Cruz de su Hijo. Ha muerto de pie, como esos árboles enormes y bellísimos que veo ahora desde mi ventana.

6 comentarios:

Diana Márquez Luna dijo...

Está bien. Pero no le voy a rezar hoy a la Virgen de los Dolores ni a la Virgen de la Soledad. Me acercaré y me pegaré a la Virgen de las Maravillas y a la de la Natividad.

Me gusta el diseño actual de su blog.

Antuán dijo...

Me equivoque esta mañana no es d.Francisco el que llego a la cima donde lo que más le gustaba era celebrar Misa para poner en la cumbre a Cristo. es sencillamente Pablo. como Jesús en lo alto del monte Calvario y Maria al pie de la cruz. solo se vive una vez, la muerte es una puerta que se abre al amanecer. El dolor nos ayuda a encontrar a Dios sino nos amargaremos la existencia y para que queremos lo que tenemos? Hoy me dieron el dia libre , estuve pintando (en tabla) mi mecenas es el carpintero. me falta hacer 2 nidos para mi bosque de plumas. voy a dormir un rato. el descanso es necesario. Adiosle.

Vila dijo...

Yo le pido que me ayude a aguantar el tipo al pie de la cruz junto a ella y agarrada de su mano. Que me ayude a aceptar y a confiar y que no pierda nunca la sonrisa de la cara, no por mi sino por los de mi alrededor; esa sonrisa que después de una buena noticia es alegre, pero al poco se quiere escapar, porque en otro frente se vuelve a complicar.

Miriam dijo...

Mi deseo para hoy, poder quedarme un rato, de rodillas, al lado de la Madre rota.

DAVID DIAZ CRIADO dijo...

si quereis ayudar a la Virgen en su trance de dolor podeis hacer lo mismo que hizo Ella, es decir: no hagais sufrir a vuestros hijos sino sufrid con ellos por amor.
Sed valientes y enseñad a vuestros hijos a ser valientes en el dolor pero sin precipitarse con la cruz que debe llegar cuando Dios sabe.

Anónimo dijo...

Pues sí Antuán; el dolor nos da la oportunidad de conocer a Dios y también, nos hace mejores porque nos da la oportunidad de conocernos a nosotros mismos.
A veces Dios quiere para nosotros "cosas" que no entendemos, por eso es tan importante la Fe. AC