domingo, 23 de octubre de 2011

La carpeta perdida


Cuando no pasa nada, a veces pasa lo peor. A las dos de la tarde compruebo que ha desaparecido de mi ordenador una carpeta fundamental; quizá la más importante de todas; la que contenía aquello que me importa de verdad: el trabajo de muchos meses y el material necesario para seguir adelante y concluir la tarea.
Me digo que no puede ser, que, en el peor de los casos, estará en un disco duro externo, donde guardo siempre una copia de seguridad de todos mis documentos. Instalo el disco y me resbala por la frente una gota de sudor frío. Ni rastro de la carpeta. Pongo en funcionamiento el buscador de Google, que es infalible en estos casos… Nada. Los treinta o treinta y cinco archivos de esa carpeta se han volatilizado.
A las cuatro de la tarde, después de “calmarme” como me aconseja encarecidamente mi colega Javier, continúo la búsqueda. No, tampoco está en la papelera… De pronto caigo en la cuenta de lo que ha ocurrido: Hace tres meses dejé carpeta en el escritorio para tenerla más a mano, y poco después tuve que formatear todo el disco duro.
Sí; hice una copia de seguridad, pero la carpeta en cuestión se quedó fuera. Fin de la historia.
La vida no tiene sentido. Me insulto varias veces en un par de idiomas. No sé si tirar el ordenador por la ventana o dispararme un balazo en la pierna. Como último recurso, me encomiendo a mi santo más cercano, a don Jesús Urteaga, que hasta ahora nunca me ha fallado:
―Urteaga, porfi; hazme un milagro. Ya sé que es imposible, que todos mis archivos están machacados en las profundidades del disco. Si fuera sencillo, se lo encomendaría a otro. Te prometo que si me devuelves mi trabajo…
No me preguntéis cómo: he logrado hacer surgir la carpeta del sheol, donde esperaba su aniquilación definitiva.
Ahora me siento como aquella mujer del evangelio que encontró la dracma perdida y reunió a sus vecinas para celebrarlo.

23 comentarios:

AleMamá dijo...

Celebro con Ud. No se me había ocurrido encomendar nada a don Jesús, su paisano. Lo tendré en cuenta.

Anónimo dijo...

Entonces no estaba tan perdida, o Don Jesús se voló la barda, o... ambas premisas son verdaderas.
Felicidades

Anónimo dijo...

DropBox es la solución y es gratis, hasta 8 GB

Mercedes dijo...

¡Qué bien! Me encantan los milagros así, los de cosas "pequeñas". Como hacemos muchas cosas pequeñas a lo largo del día hay más posibilidades de milagros. ¡Que grande es el Señor!

Mercedes dijo...

Y cuando a mí me pasa algo parecido me da mucha muchísima vergüenza y no sé dónde esconderme, porque en el fondo me faltaba fe para creer que el Señor lo iba a hacer.

Cordelia dijo...

¡Cómo le comprendo!
A mí me pasó algo parecido, a menor escala, y pude recuperar partes de aquí y de allá, pero lo más gordo lo perdí forever and ever y tuve que repetirlo. Claro, como no conocía a don Jesús...
Enhorabuena.

Anónimo dijo...

¡Enhorabuena! Ahora me gustaría comentarle mi teoría para ver si es cierta o no. Para mi cuando un "santo" le hace un favor de esos que usted está seguro de que ha sido él, quiere decir que ya no hace falta que recemos más por su alma, que está con Dios seguro. Yo no se por qué, porque no le conocía a don Jesús, solo le había leído en Mundo Cristiano, pero desde que murió todas las mañanas a la vez que a la Virgen, le pido a don Jesús, por varias intenciones, veo que voy en el buen camino.

Anónimo dijo...

Alucino, yo no tengo esa fe.....

Vila dijo...

¡No quiero ni preguntar de qué iba el trabajo perdido!. He leído en vilo su entrada.

Y sí, ya sé que hay muchas cosas importantes pero permítame pensar en una en la que lleva muuuucho tiempo trabajando.

¡Enhorabuena! y a partir de ahora meto a D.Jesús Urteaga en la lista de intercesores.

Vila de nuevo dijo...

Ah.... se me olvidaba. Ahora a cumplir usted su parte prometida. Seguro que lo hará con muchísimo gusto.

Relicary dijo...

¡Mola! No es nada fácil esa operación ;)

Anónimo dijo...

¡Qué pasada!

Miriam dijo...

Me alegro un montón Felicidades¡¡
Es genial ser "vecina" y poder celebrar las alegrias¡

Heteroayuda dijo...

Recuva. Descargar la última versión y proceder. En caso de disco duro "roto" reparación algorítmica de los sectores desmagnetizados con HDD Regenerator.

Julia Maria dijo...

Recuerdo con ternura a don Jesús de un programa de televisión de mi infancia.
¡Qué Dios le bendiga!

Nuevepornueve dijo...

Vecina contentísima. Gracias por compartir su alegría! Que nos cuenten cosas así alegra el dia!

Antuán dijo...

Me alegro que se acordara de d. Jesús, seguro que esta encantado de que echen mano de el para esas pequeñas pero importantes cosas. Todos sabemos lo que es encontrar una cosa necesaria. Adiosle

jacintop dijo...

Pruebe 25gb gratis en Skydrive
http://skydrive.live.com/
y quid pro quo yo encomendare mi trabajo a d. Jesus (salgo ganando)

Papathoma dijo...

Otra vecina feliz de que haya recuperado su trabajo de tanto tiempo. Gracias, D. Jesús.

Relicary dijo...

Gracias por el recuerdo a Don Jesús. Escribió uno de los libros espirituales que más me han gustado: "El Valor Divino de los Humano".

¿Existirá alguna recopilación de sus cartas a MC?

Anónimo dijo...

ainsssss que Bien ya le estoy yo empezando a darle la lata a don Jesus ,me acuerdo cuando era chica de verlo en tv en blanco y negro.NO sabia que habia fallecido,pero seguro que está en el cielo y nos ayudará.Muchas gracias Don Enrique por el favor que nos ha hecho al decirlo.
¡Pobre de Don jesus la que le va a caer de peticiones¡
de nuevo gracias

Arthur dijo...

Sensacional, ¡fenomenología de la modernidad, bañada de fe!

Anónimo dijo...

A mi tampoco me fallo.