miércoles, 12 de octubre de 2011

Una flor de Pili


Pili, la reina de las flores 
En la Plaza de los Sagrados Corazones, de Madrid, a pocos minutos de mi casa, hay un kiosko de flores conocido en medio mundo. Se llama Flores Pili y desde 1915 sus dueños han decorado iglesias, árboles navideños, bodas, bautizos, funerales y toda clase de fiestas con un arte y una gracia indiscutibles. Entre otros títulos, ostentan el de ser proveedores de la Casa Real.
El kiosko de Pili está siempre en ebullición. También esta mañana, cuando me asomo por allí con ganas de conocer a la propietaria, que ha resultado ser madre de Julia, una de mis alumnas.
No tengo necesidad de identificarme, Pili me ha visto de lejos y se lanza sobre mí:
―Usted es don Enrique.
No es una pregunta, sino la constatación de un hecho que no he podido negar.
―Ya me ha dicho Julia que vendría a verme.
Trato de decir algo, pero me da apuro interrumpir el trabajo incesante de las cuatro personas que en este momento atienden a los clientes. Pili, además, es una mujer elocuente y simpática que no se deja quitar la iniciativa.
―¿Va al colegio ahora?
―Pues..., no. Vuelvo a casa.
Sin pensárselo dos veces, coge una preciosa orquídea blanca y me la pone en las manos.
―Póngasela a la Virgen. Y desde mañana mismo Julia le llevará flores para la capilla.
―Mañana, no, que es fiesta. Y además es tu santo…
Camino de casa, con la orquídea en la mano derecha, me cruzo con Gento, el mítico extremo izquierda de la selección nacional, que me mira con gesto de asombro.
―Es para la Virgen ―le digo―.
―Ah…


10 comentarios:

Vila dijo...

Ve!!, ve como su casa siempre tiene imán para que haya flores.

Ande y no se queje cuando las reciba porfa, pues en realidad no son nunca para usted, son para el Señor o para la Virgen, y su persona es solo una excusa.

Esta Pili tiene pinta de ser la mar de simpática. Hoy la encomendaré especialmente por su santo.

Bernardo dijo...

Qué simpática.

¡Felicidades a las Pilares!

En Alemania no es festivo. Así de locos están. ;-)

Cordelia dijo...

Qué maja, Pili. Un beso por su santo.
Ahora, que don Francisco Gento tenía razón al mirar, porque debía ir usted un poco peculiar con la orquídea en la mano...

Anónimo dijo...

Yo le he comprado flores a Pili alguna vez con mis hijas en mayo y les buscaba bonitas y acomodadas al precio y añadiendo alguna de regalo. Muy simpática y preocupada por la educación de sus hijos.¡de cuanto se puede hablar vendiendo o comprando unas flores!
Lucía

Antuán dijo...

Muy bueno pero parece que se sienta en la obligacion de dar explicaciones, ya se que no. como si dice: es para mi madre hubiera quedao igual de bien, que eso es. Y la generosidad de Pili sera reconpensada con un millón de oraciones por decir una cifra porque siempre resultan pocas. Adiosle

maria dijo...

Què envidia su trabajo ... estar rodeada de flores!!! Hace unas semanas al ir caminando a Misa con las niñitas, le llevamos flores a la Virgen de la Iglesia ... al volver a la casa habìan florecido varios tulipanes rojos ... las niñitas estaban convencidas que la Virgen les había hecho florecer esos tulipanes en agradecimiento a su ramo de flores puesto a sus pies.

Hagámosle otro ramo, así la Virgen hace florecer màs flores en nuestro jardín gritaba de emociòn la màs pequeña de ella
.

NI SALOMÒN SE VISTÌO TAN ELEGANTEMENTE COMO LOS LIRIOS DEL CAMPO

Mercedes dijo...

Los mejores inventos de Dios son los niños y las flores, estoy convencida. ¡Felicidades a Pili!

Anónimo dijo...

Por cierto, y lo mejor viene cuando la madre se está muriendo de sueño mientras rezan el rosario y las "criaturitas insomnes" le ilustran con la catequesis del colegio contando punto por punto la visita a Santa Isabel y, de paso, confirmar si efectivamente se quedó mudo Zacarías (no sería un poco exagerado el ángel)...

Anónimo dijo...

Pili es, como dice usted padre, una verdadera institución en esa plaza.

Yo que constato que soy vecina suya todos los días laborables paso siempre que puedo por su puesto aunque sea para comprar una o dos flores. Al menos esa es mi intención, Pili termina haciendo mucho más grande el ramo.

Ella y los que con ella trabajan son de esas personas que te reconcilian con la humanidad.

Anónimo dijo...

Hola a tod@s!! Soy Pili.

Doy las gracias a D.Enrique, por esta entrada tan bonita que me ha dedicado.

Muchas de mis clientas al leer la entrada me lo comentaron en el Kiosco ya que son seguidoras suyas.

Yo al conocerle por primera vez, en una reunión escolar ya me impactó por la forma tan simpática y explicita que tuvo de comunicarse conmigo y todos los presentes... Yo pensaba que al ser una eminencia no se iva a fijar en una simple florista, y menos a dedicarme estas palabras tan bonitas.

me ha llenado de alegria el leer esto y le agradezco infinitamente todo y le pido por favor que cuide de mi hija Julia!

Un beso para todos y que Dios nos cuide mucho que falta nos hace...

PD: Si que es verdad que hablo mucho! :D