sábado, 29 de octubre de 2011

La hora


Esta noche a las tres de la madrugada tanto mi despertador como el reloj de pulsera que llevo ahora mismo cobrarán vida propia y retrocederán, ellos solitos, una hora. A lo mejor me despierto para ver cómo lo hacen.  Los dos aparatos están conectados con una emisora de radio alemana y obedecerán sus órdenes con puntualidad y precisión, sin que yo pueda hacer nada por impedirlo.
Todo esto me inquieta una barbaridad. Dirán que no me queje, que el gobierno nos regala una hora más, que vamos a ahorrar no sé cuanta energía, pero como soy de letras no acabo de entender por qué el simple movimiento de las agujas del reloj tiene que condicionar mi vida y la de unos cuantos millones de Europeos.
Hace muchos años pasé la Navidad en Salto di Fondi, una explotación agrícola y ganadera al sur de Roma. Vivían allí una  docena de personas que se ocupaban de las tareas del campo y de cuidar el abundante ganado de la finca. Yo me lo pasé en grande con  ellos y hasta pesqué 20 kilos de angulas (repito: 20 kilos) en unos canales artificiales que hay en aquella zona. Como en Italia, nunca han cocinado angulas, nos las prepararon como si fuesen spaghetti.
El caso es ―y perdón por la digresión― que, cuando llegué a Santo di Fondi me dijeron que ellos no cambiaban el reloj en todo el año.
―Aquí nadie nos quita una hora y nadie nos la devuelve. Il sole non torna indietro… El sol no tiene marcha atrás.
Eso me parece también a mí.

7 comentarios:

Cordelia dijo...

20 kilos de angulas, a unos 700 euros el kilo (ahora, en Navidad puede alcanzar 2450), 14000 euros de espaguetis!!!
Preparar las angulas estilo espagueti tiene que ser pecado, ¿no? Un crimen desde luego es.
En cuanto a lo de su reloj, ya me gustaría a mí que el mío lo hiciera solo (y sobre todo el de mi marido, que cambiarle la hora supone complejísimas combinaciones de botones que se me olvidan de un año para otro y que él no se ha molestado en aprender). ¿Esa emisora alemana que cambia los relojes no será Radio Kloster?

Heteroayuda dijo...

Y no olvidemos los «desajustes» que supone la variación de tiempo de luz en nuestro cerebro; con la consiguiente disminución de serotonina y pérdida de felicidad neurotransmitida. (Nótese la ironía).

yomisma dijo...

Siempre que me dicen en mi tierra: ¿pero anochece alli tan temprano? Si estáis a la misma latitud de Madrid!
Respondo que el sol no se ha enterado que los hombres hemos dividido el planeta con unas rayas ortogonales... Y sale y se pone a la hora que le toca. Debo tener algún antepasado de Salto di Fondi. O de Indiana, que tampoco cambian la hora.

Almudena dijo...

Ojalá el cambio de hora fuera ahora mismo para poder quitarme esas angulas del cerebro como si no hubiera leído nada...

Docente dijo...

Pensé que esto ocurría sólo en mi país,al final resulta ser tan confuso el ahorro de energía, motivo primordial por el cual proponen esta medidada, que las estadísticas se cruzan, entremezclan y no esclarecen nada, no existe tal ahorro, se genera toda una artillería de opiniones a favor y en contra un tiempo antes de la medida, luego durante y más tarde después. Lo único que queda es darse cuenta que en todo ese tiempo las otras cosas en el país han empeorado, o nada se ha hecho para mejorarlas, pero claro, mientras se genera una agitación de pensamientos, y de imaginación de esa "hora" se va ganando tiempo.El tan ansiado y declarado ahorro de energía no es más que la falta de capacidad de nuestros gobernantes para que de una vez por todas se den cuenta que por más que se destaque en su país ha aumentado la compra de electrodomésticos, tal crecimiento no es real si no va acompañado de una verdadera política energética, tenemos los electrodomésticos en comodísimas cuotas, pero no podemos usarlos en las horas pico, que es donde más las necesitamos.Una risa. No me tomen por negativa o resentida, lo digo como una realidad que nos toca vivir, y adviertan cuando no hay soluciones a los problemas reales aparecen de una mente ingeniosa estas medidas comodines para ver si cuelan las otras. Gracias!

Anónimo dijo...

修道院 es amigo de kloster?

maria dijo...

Por acá también nos manipulan los tiempos ... qué diría B. RUSSELL al respecto ?

"Elegir el tiempo es ahorrar tiempo"

Marcos Aurelio