miércoles, 9 de diciembre de 2009

Epílogo con diez gramos de autocrítica y quince de autobombo


Ahora que el blog recupera su ritmo y su tono habituales, permitidme una especie de epílogo sobre la Novena.

El día 29 de noviembre por la noche escribo de un tirón la primera entrada, consciente de que me estoy metiendo en un buen lío: deberé redactar un comentario al día con la correspondiente oración final, a pesar de la falta de tiempo y el exceso de trabajo. Me digo que si logro sacar media hora por la mañana…

Decido escribir durante la oración, pidiendo al Arcángel San Gabriel que me eche una mano y no me permita poner en el blog demasiadas tonterías.

El tercer día, mientras medito sobre Nuestra Señora del Silencio, veo claramente que no lograré terminar. La imagen de Santa María con el dedo delante de los labios parece decirme: “¿por qué no te callas?”

Termino el cuarto día y el número de visitantes del blog se dispara. ¡Vaya por Dios!: acabo de batir mi record personal. ¡Pasen y lean!, pero por favor díganme algo, aunque sea bueno. No lograrán que aumente mi vanidad —de eso me encargo yo sólo—, pero me animarán a seguir adelante.

Un lector despistado me pide que le mande la Novena entera y pone cuatro direcciones de correo electrónico. ¿Pero no te das cuenta que la voy redactando día a día y aún no sé lo que escribiré mañana?

Desde una editorial, me dice que, si se les mando la Novena, me la publican con mucho gusto. Les respondo que el gusto es mío, pero que, de momento, prefiero dejarla en la red, que es también una manera de publicarla y de difundirla a velocidades de vértigo.

Desde Estocolmo (!) un sacerdote me cuenta que la está predicando con mucho éxito. Yo, que también debo predicar en Madrid, no soy capaz de hacer lo mismo: hablo de otras cosas, porque me da vergüenza leer en voz alta lo que he puesto en el blog.

Sexto día: me doy cuenta de que la Novena tiene una notable falta de unidad. San Gabriel unas veces habla en presente y otras en pasado. Hay días en que está ocurrente y días en que se me pone solemne o lírico. Hago el propósito de revisarla entera.

El séptimo día, cambio un par de fotografías y decido que debería titular cada capítulo si al fin me decido a elaborar un folleto.

Solemnidad de la Inmaculada. Después de predicar sobre la Virgen durante media hora, me pongo frente al ordenador y no se me ocurre nada. De pronto escribo: ¡”qué cosas tiene San Lucas”!, y ya no puedo parar: redacto cuatro folios en tres cuartos de hora y los reduzco a uno solo, para no abusar.

Al acabar, me da mucha pena. Leo los comentarios de mis fans, y hago el propósito de no defraudarlos. Gracias a todos; también a los que pusisteis cosas tan cariñosas y sonrojantes que no me atreví a admitirlas.

En efecto, la imagen de la Pietà que puse ayer ha sido policromada por el fotógrafo. Y a mí me gusta: aunque el marmol blanco de Carrara es bellísimo, entiendo que no le viene mal un poco de calor.


32 comentarios:

GAZTELU dijo...

Gracias de nuevo por el epílogo.
Personalmente pienso que el tercer dia sobre Nuestra Señora del Silencio fue crucial en su novena...a mi me sugirió cosas muy distintas a las que usted transcribe en su epílogo y como a mi a muchas otras personas,se lo aseguro y doy testimonio de ello.
GRACIAS DE NUEVO

Anónimo dijo...

Por mi parte imprimí los días uno al siete para un amigo suyo con el compromiso de hacerle llegar el ocho y el nueve pendientes de publicación...

Además de guardar "un ejemplar" para casa.

MARY dijo...

Misión cumplida D.Enrique, muchas gracias por su novena, a mí me ha llevado a vivir estos días más cerquita de la Virgen. Me da mucha pena que se haya terminado. Qué tal una reflexión diaria para cada día del adviento? ahí lo dejo caer...

Que Dios le bendiga y la Virgen le mime.

Bernardo dijo...

Ha tenido que ser difícil, sí. Yo también le agradezco el esfuerzo, aunque supongo que cada uno tiene una idea muy personal sobre lo que "pasa por la cabeza" de los ángeles.

Capuchino de Silos dijo...

Personalmente, le felicito por todo lo que escribe.Y...referente a la novena, sin palabras.
A mi sobrino, sacerdote, me hubiese gustado ir enviándole diariamente cada uno de los capítulos de esta MARAVILLOSA novena escrita por un alma grande con una manera de escribir deliciosa y sobrenatural,pero me dió vergüenza pedírsela.
¡Publíquela, por favor! Y siga, siga, sin parar.

Muchísimas gracias

Anacleto dijo...

Don Enrique, yo me las he copiado y me las guardo para usarlas a menudo.
Muchísimas gracias!!

Aline dijo...

Anda! D.Enrique y ¿la conclusión pues? Debe publicar la novena o la publicarán otros.
Yo comparto con Gaztelu que a mi me sugirió también cosas muy distintas a las que usted dice en su epílogo.
Thank's again.

Anónimo dijo...

Don Enrique, mil gracias por la novena. A mi me ha ayudado mucho y la he enviado como regalo a mis amigas. Una belleza. A mi me ha ayudado a mirar a los ojos de Maria y querer ser como ella, la esclava, guardar silencios, querer escuchar al Gran Rey...

Por que no sigue escribiendo sobre el Fiat del Calvario?

Ahora hago la oracion, como cada adviento con EL BELEN QUE PUSO DIOS, rezando con Zabulon, lavando panyales en el rio... Como cada Navidad.

Para terminar: no puede guardarse este talento solo para usted, se lo dio el Gran Rey para que nos ayude a los demas a estar mas cerca de su Madre y del Belen.

Gracias por vencer su "verguenza" a publicar. Gracias.

Clara dijo...

Queridos Don Enrique.
Gracias por aclarar que podemos echarle flores a discreción, que usted ya se encargará del resto.

Pues... ¡hala!, que sepa que su Novena ha sido para mi un trocito de Cielo, y que la he recibido ayer completa en mi correo electrónico por varios conductos.

Un abrazo,

Anónimo dijo...

Yo también las he impreso y las estoy repartiendo CON ÉXITO! además de ayudarme a mi estan ayudando a muchas!!1

GRACIAS!!!!!

Anónimo dijo...

Sepa usted, que su blog me acompañó anoche en la adoración al Santísimo.. También los comentarios de los lectores son con frecuencia motivo de diálogo con el Señor...
Sí, definitivamente, al Señor le gusta este blog...no solo la novena, a veces es un vídeo aparentemente intrascentente, otras veces una imagen, otras un comentario de un lector..pero gracias a él mi oración es ahora menos menos aburrida.

Capuchino de Silos dijo...

D. Enrique:
Antes de que lleguen las doce del mediodía (ángelus) le voy a pedir un favor: que me envíe la novena, a esta dirección de correo: risnatara@hotmail.com. No se la pedí anteriormente, por vergüenza, pero he leído que la ha enviado a varias personas. Yo quisiera una antes de que la publique. Después compraré un ejemplar, se lo prometo. Ya tengo uno del "Nacimiento..." (maravilloso, delicioso...un sueño, por cierto).
Le voy a sugerir que escriba sobre La Navidad, La Epifanía y otra vez sobre La Estrella.

Que La Virgen le cuide como se le debe cuidar a un hijo ejemplar y que Dios le bendiga y le ayude a dirigir su pluma para que siga escribiendo sin parar.

Muchísimas gracias por todo.

Historias del Metro dijo...

madre mía, en menudo lío más maravilloso se ha metido. Yo me alegro de que le estrujen, porque nos beneficiamos todos... Sólo le pido que se cuide un poquito.

Anónimo dijo...

El único fallo es que ayer habló de la casa de "su tía", no era de su prima??
Por lo demás, todo perfecto. Me ha encantado seguir su Novena. Qué grande es, Don Henry!!!
Elena I.

Papathoma dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Papathoma dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Yo también le he "robado" la Novena para leérsela a mis hijos, con mi marido. Gracias, Carolina.

Anónimo dijo...

Elena: aunque no soy una voz autorizada, "tía" es un parentesco más adecuado para Isabel, más que nada por que era mucho mayor que María...con lo cual, Juan el Bautista era sobrino de la Virgen, primo segundo de Jesús..
y a su vez Santiago apostol, primo de Jesus, algo de sobrino de Isabel sería...buff que huerto!

ann dijo...

Hola D.Enrique

Pues una bloguista mas dandole las gracias por su bellisima novena, por lo visto hemos sido muchos los que nos ha ayudado en estos dias.

Tambien yo hable de ella a unas amigas que viven en un centro de la Obra en Mejico, y la seguian, a todos nos encanto, y nos hizo pasar unos dias al lado de la Stma.Virgen, nuestra Madre queridisema que nunca nos abandona y nos quiere con locura.

Otra vez MIL GRACIAS por el esfuerzo de cada dia por hacernos llegar su Novena, Ah!, pero ha sido muy encomendado en los brazos de la Virgen.

chon dijo...

Ya he visto las fotos que ha cambiado. Son muy bonitas. Pero la que tenía en el primer día de la novena era preciosa! No se porqué la ha quitado.

Felicidades por el buen trabajo!

Isa dijo...

Gracias don Enrique por haber redactado la Novena entera a pesar de los pesares, pues supongo que usted no parará durante el día.
Nos ha ayudado muchísimo y nos ha hecho vivir en presente el momento de la Anunciación; es SÍ tan importante que dijo la Virgen y que cambió el mundo. Ese SÍ que tenemos, que tengo, que imitar en cada momento de mi ajetreado día.

INÉS dijo...

Publíquela D Enrique...no nos deje sin ese regalo.
Ahora que están de moda los derechos de autor...no pierda la oportunidad.
Gracias

Maria dijo...

Me sumo a las gracias. Me ha ayudado mucho cada día de la novena.
Sobre Gabriel, el vaiven de presente y pasado, pensé que lo hacía adrede, el efecto ha sido muy bueno. Flash backs a la infancia de María, al momento en que se conocieron José y Ella, maravilloso.
Y acerca de Isabel, defiendo la tesis de la tía: los Evangelios hablan de pariente y ya que ella era tan mayor (vieja, dice el ángel) y María tan niña, es muy lógico que fuesen tía y sobrina, aunque pudiesen ser también primas. Yo había oído alguna vez hablar de tía.
Muchas gracias, don Enrique, gracias por todo. También por el Belén..., delicioso.

Yomisma dijo...

Queda sitio para Gracias X? Purs ahí van! Y saludo a mi Madre que me estará leyendo.

Juana la Loca dijo...

No se como será en Madrid, pero aquí esta lloviendo tanto... Tenemos inundaciones, y solo por una noche de lluvia! Estoy segura de que es porque se acabo la Novena y cada mañana nos iluminaba el día y nos empujaba a hacer las cosas bien hechas. Ahora tendremos que pensar en la Navidad que esta a la vuelta de la esquina, y con la carrerilla que llevamos no va a ser tan difícil.

Juana la Loca dijo...

No se como será en Madrid, pero aquí esta lloviendo tanto... Tenemos inundaciones, y solo por una noche de lluvia! Estoy segura de que es porque se acabo la Novena y cada mañana nos iluminaba el día y nos empujaba a hacer las cosas bien hechas. Ahora tendremos que pensar en la Navidad que esta a la vuelta de la esquina, y con la carrerilla que llevamos no va a ser tan difícil.

Anónimo dijo...

Estimado Don Enrique: llevo cuatro días retrasando este correo pero ahora me doy cuenta de que el que está ahí detrás escribiendo necesita aliento y ánimos. La novena me ha gustado más que mucho, me ha ayudado personalmente y le admiro por lo bien que escribe. Le pediría que escribiera algo, algun comentario para los niños. Yo tengo dos hijos, de 8 y 9 años, que no me puedo quejar porque son unos buenazos, pero que como niños se me quejan cada domingo para ir a misa. Le transcribo la conversación que tuvimos ayer.
Niño: por qué tengo que ir hoy a misa? No me apetece nada
Mamá: Mira, nosotros tenemos cuerpo y alma e igual que desayunas comes y cenas para alimentar tu cuerpo, tienes que rezar e ir a misa para alimentar tu alma. Lo mismo que a veces comes sin ganas tienes que ir a misa aunque no tengas ganas, aunque ahora no lo entiendas cuando seas mayor lo entenderás.
Y sin decir nada más vinieron a misa, o sea no me puedo quejar.
Seguro que usted tiene algun comentario estupendo o algun libro para que lean los niños y no se sientan bichos raros por rezar e ir a misa.
Muchas gracias por su comentario diario, si le digo la verdad el que menos me gusta (aunque no dejo de leerlo) es el del lunes porque solo es publicidad y a mi me gusta el contenido que usted le da. Un saludo y hoy una oración especial para usted,

Almudena dijo...

Hombre, algún mérito tendrá, digo yo... aunque sólo sea el de prestarle su tiempo y su pluma al arcángel Gabriel para que nos cuente cómo fueron las cosas.
Asi que, GRACIAS a usted por dejarse y a Dios por llamarle y sostenerle. Y, por favor, no deje de escribir, que ya tendrá toda la eternidad para descansar (o no, según su idea del cielo...)

Anónimo dijo...

También quiero poner algo ¿Qué va aser ésto ?!
A mí también me ha gustado mucho. No lo he dicho porque me parece entre obvio y redundante decir que me gusta.

Bueno, nada, pensaba firmar el comentario pero como me salió "comentario pelota". Lo dejaré en "Anónimo".

Pues vale, ya que no puedo firmar, rece por mi que nunca viene mal.

Anónimo dijo...

Me uno a todos los blogeros y le doy las gracias de corazón por su novena y el blog que tanto me ayuda a rezar cada día. Por supuesto siga y que el Señor en este año de los sacerdotes, nos de más "sacerdotes santos".

Cristina

JOSE MARIA dijo...

Lo leo desde hace mucho tiempo pero jamás había escrito pero esta novena a nuestra Santa Madre me ha emocionado tanto como para escribirle D. Enrique.
Un abrazo fraterno

Andrea Rodil de del Valle dijo...

Don Enrique, le cuento que he seguido la novena día a día, encantada!! Se la he leido a los niños en casa y a mi marido, que al principio no la quería escuchar y luego se quedó atónito y quería más!!!
Y además, le cuento que, ayer en misa, un sacerdote religioso, dijo una homilía lindísima en la que podría jurar que usó su novena!!!
No se sonroje, Don Enrique, mejor síganos escribiendo esas cosas tan lindas!!! Si Dios le dió este don, pues no hay más remedio que nos siga deleitando con sus escritos!!! Incluso a esos pobres que le escriben cosas feas les ha de servir, y mucho... si no, ¿para qué siguen entrando al blog?