domingo, 20 de diciembre de 2009

La cuenta atrás (II)


Se venden escobas

¿No
os parece que habrá que limpiar el establo?

Es lo primero que hizo José. Fabricó un escobón con unas ramas secas y, mientras María se instalaba junto al pesebre, barrió hasta el último rincón del cobertizo. No le habría venido mal un ambientador para eliminar algunos olores indeseables, pero ni al Señor ni a su Madre les preocupaba demasiado el tufillo del estiércol animal. Hay aromas humanos bastante más repugnantes.

Hoy, último domingo de Adviento, convendrá echar una ojeada a ese estercolero que tenemos en el corazón y pasar la fregona y el estropajo. De otro modo Dios no podrá poner allí el belén de cada Navidad.

Yo me confesaré esta tarde. ¿Y tú?


15 comentarios:

Isa dijo...

Yo mañana, don Enrique, para tener bien limpito el corazón y que Jesús pueda estar ahí bien a gustito.

Maria dijo...

Pués sí, no vale el subjuntivo "si yo tuviera una escoba, si yo tuviera una escoba,..." Hay muchas escobas esperándonos gratis. Sólo hay que buscar el momento. No hay nada más importante ni más urgente.

AnaG dijo...

Yo me confesé el jueves, y además organizamos un acto penitencial para los chavales de la catequesis, fue precioso!

Adaldrida dijo...

Yo mañana, don Enrique.

Mudo dijo...

Pues yo tengo un demonio mudo que me hace un nudo en la garganta.Maria ayudame a pasar bieen la escoba q yo sola no puedo!

Anónimo dijo...

Una rezaita porfa, que bien creo tengo que hacer una limpieza general

Felicitas dijo...

Bien directo... al corazón.
La confesión frecuente: ¡qué buena costumbre!
¡Saludos navideños!
;o)

Marta dijo...

D. Enrique, yo lo haré el martes, pero este vez será más a fondo.

Gracias, pues hoy me ha arrancado usted una sonrisa y alguna lágrima, por eso mañana en Misa le encomiendaré especialmente. Aprovecho a darle mi enhorabuena por su libro "El Belen que puso Dios".

Una antigua alumna de Aldeafuente.

Maria dijo...

mudo, te ayudo: ataca sin piedad, que encontrarás mucha al otro lado de la rejilla.
encomiendo tu barrido, espero otro tanto de tu parte...

Mudo dijo...

Cuando llamaba a Maria me refería a la del Cielo,pero esta claro que te ha puesto a ti de instrumento para darme las fuerzas q necesito.Muchas gracias Maria por tus animos y oraciones! No es curioso D. Enrique los instrumemtos de que se sirve el Espiritu Santo?Cuando le tiente cerrar este "globo" piense que el Espiritu Samto es pasajero habitual.Maria,cuento contigo para expulsar a este demonio mudo ...a cambio te tendré presente en mi turno semanal de Adoracion Perpetua

Anónimo dijo...

Mi marido y yo también nos confesaremos. Muchas gracias D. Enrique.

ann dijo...

Yo tb necesito una barrida de fondo, espero no pasarme del martes, pues si, el Niño Dios, tiene que llegar y encontrar un corazon limpio, acogedor y con mucha paz.

Gracias.

Papathoma dijo...

Caray, qué dispuestos. Chapeau. Ya de ir...supongo que con ese empuje que tenéis,iréis acompañados de unos cuantos amigos, no? Bueno, ahí va mi fecha, aunque me resistía a contarlo en público: el 24. Se agradecen oraciones, para mí y para algun@ más que piensa ir también. Gracias!

Rocio dijo...

Don Enrique,como yo todavía no lo había felicitado,lo hago ahora,para que me encomiende en la misa del 24.
Que el Niño Dios que pronto va a nacer le traiga todo lo mejor para el año 2010.
Lo de confesarme,hace muchíiisimo tiempo que no lo hago.
Un abrazo Rocío.

Papathoma dijo...

Animo Rocio, lo de ir todos así como en familia, lo hace mucho más fácil...casi le da a uno vergüenza resistirse! Yo he puesto mi fecha para no dejarlo pasar; tú, pon la tuya...y tendrás a un montón de gente rezando por tí. Y después de pasar por ello, se queda uno la mar de bien. No lo dejes pasar...