sábado, 19 de diciembre de 2009

La cuenta atrás

El dibujo es de Giorgio del Lungo
Se acerca la Navidad.

Ayer celebramos la Expectación de María que, camino de Belén, sentada en el borrico, echa cuentas como todas las madres y calcula las semanas, los días, las horas... Fue la fiesta de la espera transformada en fiesta de la Esperanza de todos los que caminamos con Ella y con su Esposo.

¿Probamos a acompañarlos como otras veces? Basta con una mirada; basta con hacer silencio: escuchar y contemplar.

Yo ahora veo a José que se va poniendo nervioso por momentos, mientras busca y no encuentra alojamiento entre sus parientes y amigos de Belén. María en cambio sonríe siempre:

—No te preocupes —le dice—. Fíjate, allí tenemos un establo calentito mucho más acogedor que cualquier posada.

—¡Pero María…!

Ríe divertida la Virgen al ver el gesto enfadado de su marido.

—¿Se puede saber qué es lo que te hace tanta gracia?

—La facha de gruñón que se te ha puesto. ¡Hala!, vamos a ese portal, que el Niño tiene prisa. Pon buena cara y arréglate la barba, que tendremos visitas.

(A que no es difícil hacer la oración así...)

7 comentarios:

Becky dijo...

Don Enrique, me encanta como me hace ver tan fácil esas escenas!! Como la imaginación puede iluminar la fe =D

El corazón alegre de mi mamaita María, así como la describes, me llena de esperanza =)

Un abrazo muy fuerte desde México

Anónimo dijo...

Me parece muy bonita, su forma de hablar con la trinidad de la tierra , y la verdad es que me ayuda bastante. Esta semanita que empieza me cogeré de nuevo mi libro de cabecera para las Navidades "El Belén que puso Dios" .
Muchas gracias por todo D.Enrique

Isa dijo...

Gracias por hacernos tan cercanos estos pasajes del Evangelio y tan fáciles de entender que nos ayuda a meternos de lleno en Belén al lado de María y José.
¡Gracias don Enrique!

Maria dijo...

Usted, realmente a la loca de la casa la tiene bien cuerda, o más bien la tiene loca de amor. Así dagusto, la imaginación en vez de distraer ayuda.

Boo dijo...

¡Qué buen ejemplo de cómo llevar las contrariedades! Así no hay quien se resista...sin ánimo de empequeñecer a nadie.

erick dijo...

Muy bueno. Gracias

Saludos

ann dijo...

Claro que no es dificil hacer la oracion asi, usted nos ha enseñado mucho como tener oracion contemplativa. Como decia nuestro queridisimo Padre ¿Oracion? es hablar con Dios, te ti, de mi, de lo que nos pasa, de problemas, alegrias... Mas o menos asi decia.

Gracias D.Enrique.