martes, 8 de diciembre de 2009

Solemnidad de la Inmaculada Concepción


Y el ángel se retiró de su presencia…

¡Qué cosas tiene San Lucas! ¡Cómo voy a retirarme así, sin despedirme siquiera! Y dónde voy a estar mejor que con María. Yo, Gabriel, soy uno de sus ángeles custodios, ¿no lo sabíais?; estuve con Ella desde el primer instante de su concepción y no me he retirado jamás.

Por otra parte, desde que el Verbo se hizo carne en su seno, la Madre de Dios estuvo rodeada de millones de criaturas celestiales: Tronos, Dominaciones, Potestades, Serafines, Querubines, ángeles, arcángeles… ¡qué sé yo! Ya digo, una multitud; pero, como escribió alguno de vuestros teólogos en la Edad Media, en la punta de un alfiler caben infinitos ángeles. Así que nadie se percataba de nuestra presencia.

Cuando María dejó de verme aquella mañana, no se quedó ensimismada como habría hecho cualquier otra mujer. Habló con José, preparó un pequeño equipaje, cogió el borrico y se dispuso a esperar el paso de la caravana.

Fue un viaje feliz a pesar de la dureza del camino. Yo me las arreglé para la acompañara un anciano llamado Simeón que hacía la misma ruta y estaba destinado a reconocer y abrazar al Mesías poco después de su nacimiento. Pero, por supuesto, nosotros los Ángeles fuimos su mejor compañía y todos entramos en tropel en casa de su pariente, Isabel.

Debo desmentir rotundamente el rumor de que fui yo el inspirador del Magnificat. No, María lo improvisó nada más oír el saludo de su tía, y lo cantó y bailó con tal gracia y salero, que hasta Zacarías tocó las palmas. Nosotros no quisimos alborotar, más que nada para no llamar la atención del vecindario.

No puedo contar más. Os bastará saber que me aparecí en sueños a José para dejar las cosas claras y preparar la entrada de María en la casa de su esposo; que fui con ellos al Templo y viajé a Egipto; que vi crecer al Niño en estatura, gracia y sabiduría; que me llevé a San José al Cielo unos años más tarde; que brindé con Jesús y con su Madre en las bodas de Caná de Galilea.

En el Huerto de los Olivos la Virgen no estuvo, pero yo sí: ella me mandó para que limpiara la frente de su Hijo. Y también estuve al pie de la Cruz con las santas mujeres y con Juan.

¡Qué hermosa estaba María cuando volvió a decir en ese trance tremendo! Nunca fue más bella ni más Llena de Gracia que aquel día terrible y glorioso en el que se unió al Sacrificio de Jesús. Los ángeles entendimos entonces lo que es la envidia al escuchar cómo el Señor que, desde lo alto, nombraba madre de todos los hombres a nuestra Reina y Señora.

Tal vez en otro momento me anime a contar esta historia con más detalle…



Oración

Dios Todopoderoso y Eterno, Padre, Hijo y Esposo de María Inmaculada, te pedimos en el día de su fiesta, por todos los que la hemos acompañado en esta Novena. Que imitemos en nuestra Madre su fe llena de fortaleza; su valentía y su abnegación; su total disponibilidad a tu voluntad; su señorío y su desprendimiento; su entrega a los más necesitados; y, sobre todo, su piedad: su oración fiel y perseverante hasta la Cruz. Que cada día la conozcamos mejor; que nunca abandonemos las viejas devociones marianas que aprendimos de pequeños; que, con Ella, sepamos creer como creen los niños, rezar como rezan los niños, amar como aman los niños. De esta forma amaremos a tu Madre como Tú mismo la amas y será siempre nuestro camino seguro hasta el corazón de tu Hijo, que vive y reina por los siglos de los siglos.

Amén

28 comentarios:

Anónimo dijo...

Dios te salve, María.
Llena eres de gracia.
El Señor es contigo.
Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el Fruto de tu Vientre, Jesús.
Santa Maria, Madre de Dios,
ruega por nosotros, pecadores,
ahora y en la hora de nuestra muerte.
Amén.

Dejo aquí mi oración.
Yu.

aline dijo...

Yo quisiera también aprender a estar al pie de la Cruz, de verdad. Me gusta imaginarme allí, como una amiga más de la Virgen, acompañándola, llevando unas lienzos de hilo bordados para limpiar al Señor cuando lo tuviera en sus manos- yo con las mías todavía no me atrevo-, aunque si, a darle un beso en la frente herida por las espinas.
Bueno, realmente le daría 33 besos, que es el número de heridas que dicen que le hizo la corana...

Anónimo dijo...

Creo que Isabel es su prima, ¿no?
¡Qué hermosa novena!
Un saludo

Anónimo dijo...

Muchas gracias. Estos días descubrí que el camino más seguro, más corto, más fácil, más entrañable para llegar a Jesús, es Ella... Me llevo la oración de hoy. AC

Carlos G. dijo...

Una gran señal apareció en el cielo, una mujer vestida de sol con la luna bajo sus pies y una corona de doce estrellas sobre su cabeza.

La preferí a los cetros y a los tronos, y en su comparación tuve en nada la riqueza. No la equiparé a la piedra más preciosa, porque todo el oro a su lado es un poco de arena, y junto a ella la plata vale lo que el barro.
La preferí a la salud y a la belleza, me propuse tenerla por luz. Con ella me llegaron todos los bienes. En sus manos encontré riquezas incontables.

Enrique Monasterio dijo...

Por fin: he llamado "tía" a Isabel un par de veces, y hasta ahora nadie me había corregido.
Bueno, pues yo creo que, en efecto, podría ser tía. El Evangelio utiliza un término genérico: "pariente"

Gilca dijo...

Bueno, D.Enrique, podría ser tía pero no le pega nada. Entre primas se entendían bien.
Desde luego San Lucas se podría haber esforzado un poco en su narración. Enfin algún detalle, algún gesto de la Virgen...

Than'ks

ann dijo...

¡Maria, Madre bonita!

Muchas Gracias por por tu "SI" al pie de la Cruz, por querer ser nuestra MADRE, ayudanos a parecernos cada dia mas a TI, a saber tambien estar al pie de la Cruz, aceptando siempre la voluntad de tu Hijo.

Gracias por querernos tanto, y por que nunca nos abandonas. Un beso.

GRACIAS D.Enrique, por habernos compartido su Novena.

Anónimo dijo...

:)
:)
:)
:)
:)

mar dijo...

Ante ti me postro, oh virgen Madre de Dios,
toma mi vida, yo te la doy y llenala de Dios.
Todo lo que tengo, mis deseos e ilusiones, yo te los doy,
Madre de amor y llenalos de Dios.

Muchas gracias por la Novena.

mar dijo...

D. Enrique con su permiso le copio su oración para ponerla en una revista que hago mensualmente en "Mi Casa", ya sabe las Htas. de los Pobres, que por cierto hoy renovarón sus votos

Muchas gracias.

Isa dijo...

¿Tía? qué raro me suena...pero si el texto griego dice "pariente", escoja usted...
La verdad es que me ha gustado muchísimo su entrada; no tengo nada más que añadir, pues en la "oración" lo engloba usted todo.
Sólo que a ver si se me pega algo de la Virgen a base de pedirlo...
¡Gracias por esta Novena!

INÉS dijo...

Usted, Sr Arcangel, siga contando...somos todo oídos.

Alfredo Quirós dijo...

¿Quién causa tanta alegría?
¡La Concepción de María?

Es la "Gritería" Por toda Nicaragua la gente va, de casa en casa,con esa pregunta jubilosa y recibiendo esa respuesta más alegre aún.

Saludos

Negra dijo...

Que cerca de María me ha hecho sentir esta novena... me parece genial novelar el Evangelio, sin que pierda su esencia...
Gracias Don Enrique... creo que en efecto usted solo escribio lo que Gabriel dictaba!

Yomisma dijo...

Alfredo, qué tradición tan bonita!!! Así es lo que yo he sentido esta mañana al recordar que era la Inmaculada. Ah, Don Enrique, Gracias IX y Gracias mil. Hacía mucho que no vivía tan bien la novena. El año que viene otra vez, eh?

Pierre Nodoyuna dijo...

A la Pieta no la recuerdo policromada. Es reciente o sólo fotochop?

Anónimo dijo...

Don enrique! Siga por favor... Siga contando!

Gonzalo dijo...

Maravillosa novena. D. Enrique.

La he seguido a diario pero no me atreví a interrumpir siquiera para decirle: Gracias.

Anónimo dijo...

Bendita sea tu pureza
Bendita sea tu pureza
y eternamente lo sea
pues todo un Dios se recrea
en tan graciosa belleza.

A tí, Celestial Princesa,
Virgen Sagrada María,
yo te ofrezco en este día,
alma, vida y corazón,
mírame con compasión,
no me dejes Madre mía.

Enrique Monasterio dijo...

Por supuesto, en La pieta hay un poco de photochop...

GAZTELU dijo...

GRACIAS,nueve dias para recordar y guardar en mi corazon.
Un saludo

Alicia dijo...

Como Gonzalo, hoy es cuando le digo GRACIAS!!!! he vivido esta novena, con sus palabras que me ayudaron a saber cuanto La quiero. Hoy el Papa ha dicho que es nuestra estrella, asi es, "VEN CONMIGO A TODAS PARTES Y SOLA NUNCA ME DEJES".

Anónimo dijo...

hola Don enrique soy pati llamas pimentel me preguntaba por q no me contesto el mensaje q le envie el sabado 21 de noviembre 2oo9 solamente para darle las gracias por venir a casa a comer , pero espero q venga mas amenudo puesto q es nuestro mejor y unico sacerdote familiar y q me conteste este mensaje .¡ ESPERO Q TENGA UNAS BUENA NAVIDADES!

paty


pd : espero q me dedique una portada y q en la foto salga mona

Enrique Monasterio dijo...

Pati, guapísima, mo leí ese mensaje. ¿Cómo me lo mandaste?
Así que quieres una foto... Pues mándamela y te la publico

Anónimo dijo...

Gracias por estas IX entradas y con el permiso de todos los Angeles y Arcángeles, ¡un hurra! por este ángel tan particular que tenemos la suerte de leer lo que escribe a diario y que ha conseguido que hayamos sido muchos los que hemos compartido esta novena.
María un millón de gracias por tu SI.

elektrocrash dijo...

Gracias por toda la novena. Nos ha sido muy provechosa, la disfrutamos, la rezamos, y hasta nos reimos. Creemos en eso de que la familia que reza unida permanece unida, como decía el Papa. Y su novena nos ayudó mucho a eso.

Millones de gracias!

Los F (Fernanda, Federico, Fátima)

Anónimo dijo...

He visto hoy la novena, ¡muchas gracias, es preciosa!. ¡Feliz Navidad, Padre!. Un abrazo.